Emprender en Movimiento (EiM) es un programa catalizador que fomenta la integración socioeconómica de los migrantes en sus comunidades de acogida y promueve la cohesión social; identifica oportunidades de integración socioeconómica, desarrolla competencias en demanda y promueve el emprendimiento con capital inicial y acceso a oportunidades de empleo.

690

Emprendedores siendo capacitados

528

Emprendedores migrantes recibiendo capital semilla

40

Pequeñas empresas existentes que se han reforzado o expandido
Los migrantes son catalizadores del desarrollo. Su motivación y energía aportan nuevas competencias y diversifican el mercado nacional e internacional. EiM y nuestros socios del sector privado están generando cambios reales en la vida de las comunidades de migrantes mediante la creación de oportunidades de autosuficiencia, vinculando a los migrantes con un empleo digno y estable.

Potencial de emprendimiento

El emprendimiento capacita a los migrantes para establecer un nuevo modo de vida en sus países de acogida e integrarse en la economía local como agentes de desarrollo.

Además, aprovechar esta mano de obra actualmente desempleada o subempleada ayudará a los países receptores a recuperarse de la crisis económica provocada por el COVID-19.

Beneficios económicos

Poseer un negocio permite tener seguridad financiera y autosuficiencia. Cuando los migrantes generan sus propios medios de subsistencia, tienen menos probabilidades de ser víctimas de explotación laboral o abusos.

Beneficios sociales

Los emprendedores migrantes crean redes con empresas, proveedores locales y clientes de fuera de su comunidad, formando sociedades multiculturales. A través del emprendimiento también pueden crearse nuevos nichos en los que no compitan con los trabajadores locales, lo que puede ayudar a superar la xenofobia.

Beneficios psicológicos

Crear algo para uno mismo, lograr la autosuficiencia y saber que algo te pertenece en un nuevo entorno ayuda a dar a los migrantes una sensación de dignidad tras muchas pérdidas.

Mujeres migrantes emprendedoras

El emprendimiento es una poderosa estrategia económica para las mujeres migrantes, que a menudo experimentan un acceso desigual a las oportunidades de formación y empleo.

Las mujeres que se ganan la vida tienen más probabilidades de invertir en sus familias y comunidades (OCDE).

Por lo tanto, promover el empoderamiento económico de las mujeres es esencial para erradicar la pobreza y hacer crecer economías inclusivas.

Contexto venezolano

El colapso de la economía, los derechos humanos y los servicios públicos, junto con la violencia generalizada y la falta de alimentos, agua y medicinas, han provocado un éxodo masivo de venezolanos, el mayor de la historia de América Latina y el Caribe.

– Más de 6 millones de venezolanos han huido a países vecinos de América Latina y el Caribe.

– Los migrantes venezolanos están altamente calificados – pueden ayudar a llenar vacíos de trabajo muy necesarios en los países receptores y contribuir a la economía local.

– A pesar de esta capacidad, el 28% de los refugiados y migrantes de Venezuela expresaron preocupaciones relacionadas con el empleo y la generación de ingresos (encuesta de 2019 en 11 países de América Latina)

Emprender en Movimiento (EiM) es un programa catalizador que fomenta la integración socioeconómica de los migrantes en sus comunidades de acogida y promueve la cohesión social; identifica oportunidades de integración socioeconómica, desarrolla competencias en demanda y promueve el emprendimiento con capital inicial y acceso a oportunidades de empleo.

690

Emprendedores siendo capacitados

528

Emprendedores migrantes recibiendo capital semilla

40

Pequeñas empresas existentes que se han reforzado o expandido
Los migrantes son catalizadores del desarrollo. Su motivación y energía aportan nuevas competencias y diversifican el mercado nacional e internacional. EiM y nuestros socios del sector privado están generando cambios reales en la vida de las comunidades de migrantes mediante la creación de oportunidades de autosuficiencia, vinculando a los migrantes con un empleo digno y estable.

Potencial de emprendimiento

El emprendimiento capacita a los migrantes para establecer un nuevo modo de vida en sus países de acogida e integrarse en la economía local como agentes de desarrollo.

Además, aprovechar esta mano de obra actualmente desempleada o subempleada ayudará a los países receptores a recuperarse de la crisis económica, generada por el COVID-19.

Beneficios económicos

Poseer un negocio permite tener seguridad financiera y autosuficiencia. Cuando los migrantes generan sus propios medios de subsistencia, tienen menos probabilidades de ser víctimas de explotación laboral o abusos.

Beneficios sociales

Los emprendedores migrantes crean redes con empresas, proveedores locales y clientes de fuera de su comunidad, formando sociedades multiculturales. A través del emprendimiento también pueden crearse nuevos nichos en los que no compitan con los trabajadores locales, lo que puede ayudar a superar la xenofobia.

Beneficios psicológicos

Crear algo para uno mismo, lograr la autosuficiencia y saber que algo te pertenece en un nuevo entorno ayuda a dar a los migrantes una sensación de dignidad tras muchas pérdidas.

Mujeres migrantes emprendedoras

El emprendimiento es una poderosa estrategia económica para las mujeres migrantes, que a menudo experimentan un acceso desigual a las oportunidades de formación y empleo.

Las mujeres que se ganan la vida tienen más probabilidades de invertir en sus familias y comunidades (OCDE).

Por lo tanto, promover el empoderamiento económico de las mujeres es esencial para erradicar la pobreza y hacer crecer economías inclusivas.

Contexto venezolano

El colapso de la economía, los derechos humanos y los servicios públicos, junto con la violencia generalizada y la falta de alimentos, agua y medicinas, han provocado un éxodo masivo de venezolanos, el mayor de la historia de América Latina y el Caribe.

– Más de 6 millones de venezolanos han huido a países vecinos de América Latina y el Caribe.

– Los migrantes venezolanos están altamente calificados – pueden ayudar a llenar vacíos de trabajo muy necesarios en los países receptores y contribuir a la economía local.

– A pesar de esta capacidad, el 28% de los refugiados y migrantes de Venezuela expresaron preocupaciones relacionadas con el empleo y la generación de ingresos (encuesta de 2019 en 11 países de América Latina)

Impacto

Apoyar la integración socioeconómica de los migrantes venezolanos es una respuesta crítica y oportuna a los retos económicos sin precedentes a los que se enfrentan los países latinoamericanos de acogida.

80
Instituciones

Cuando los migrantes generan sus propios medios de vida sostenibles, es menos probable que sean víctimas de explotación o abusos laborales.

337
Emprendedores

que hasta la fecha han recibido financiación para crear o mejorar sus empresas a través de Emprendimiento en Movimiento.

1,372
Emprendedores

han recibido formación en cursos de emprendimiento.

Desde 2019, el apoyo de la Fundación Citi a la OIM ha ayudado a más de 3.864 migrantes a conseguir empleo o iniciar un negocio en su nueva comunidad de acogida.

Identificar oportunidades de integración socioeconómica

Como primer paso, Emprender en Movimiento analiza el mercado laboral local para comprender las oportunidades de integrar a los migrantes venezolanos en la economía de su comunidad de acogida.

Impulsar el emprendimiento

Tras recibir formación, los participantes presentan sus planes de negocio. Los proyectos más sostenibles son seleccionados para recibir capital semilla.

Crear capacidad empresarial

Mediante un proceso de solicitud competitivo, los migrantes y los locales son seleccionados para recibir cursos de formación en emprendimiento y gestión financiera.

Combatir la xenofobia

Compartimos historias de vida y de éxito de los migrantes venezolanos para fomentar la empatía entre los vecinos y mostrar el valor que los migrantes aportan a la economía local.

Impacto

Apoyar la integración socioeconómica de los migrantes venezolanos es una respuesta crítica y oportuna a los retos económicos sin precedentes a los que se enfrentan los países latinoamericanos de acogida.

80
Instituciones

Cuando los migrantes generan sus propios medios de vida sostenibles, es menos probable que sean víctimas de explotación o abusos laborales.

337
Emprendedores

que hasta la fecha han recibido financiación para crear o mejorar sus empresas a través de Emprendimiento en Movimiento.

1,372
Emprendedores

han recibido formación en cursos de emprendimiento.

Desde 2019, el apoyo de la Fundación Citi a la OIM ha ayudado a más de 3.864 migrantes a conseguir empleo o iniciar un negocio en su nueva comunidad de acogida.

Identificar oportunidades de integración socioeconómica

Como primer paso, Emprender en Movimiento analiza el mercado laboral local para comprender las oportunidades de integrar a los migrantes venezolanos en la economía de su comunidad de acogida.

Impulsar el emprendimiento

Tras recibir formación, los participantes presentan sus planes de negocio. Los proyectos más sostenibles son seleccionados para recibir capital semilla.

Crear capacidad empresarial

Mediante un proceso de solicitud competitivo, los migrantes y los locales son seleccionados para recibir cursos de formación en emprendimiento y gestión financiera.

Combatir la xenofobia

Compartimos historias de vida y de éxito de los migrantes venezolanos para fomentar la empatía entre los vecinos y mostrar el valor que los migrantes aportan a la economía local.